Categorías
Blog

Posicionamiento sobre el tratamiento de la emergencia climática del nuevo gobierno de la Generalitat

LA RED POR LA JUSTICIA CLIMÁTICA (XARXA PER LA JUSTICIA CLIMÀTICA – XJC) MANIFIESTA SU PREOCUPACIÓN SOBRE LA REBAJA POLÍTICA DEL TRATAMIENTO DE LA EMERGENCIA CLIMÁTICA Y ECOLÓGICA EN EL NUEVO GOBIERNO DE LA GENERALITAT

La XJC reclama una Vicepresidencia de Transición Ecosocial con capacidad para transversalizar y coordinar la acción de todos los departamentos en una estrategia común, para lograr una transición ecológica con justicia social y abordar el decrecimiento de forma planificada, en un esfuerzo que piense mucho más allá de las siguientes elecciones.

Una vez investido el 132º Presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y tras el anuncio del pacto de gobierno entre ERC y Junts per Catalunya cuando se hizo pública la nueva estructura del próximo ejecutivo de la Generalitat, formado por 14 Consejerías, desde la Red por la Justicia Climática, queremos poner de manifiesto la gravedad del incumplimiento en algunos de los compromisos que se habían hecho respecto a las políticas ambientales y de gestión de la emergencia climática en el nuevo Gobierno.

Para empezar, durante la campaña, el mismo candidato, Pere Aragonés, había confirmado el compromiso de recuperar la Consejería de Medio Ambiente, desaparecida desde 2010. En cambio, nos encontramos con una Acción Climática que ha sido víctima del acuerdo de gobierno. Una pieza de recambio que ha ido erráticamente encontrando cobijo primero en Exteriores y finalmente como departamento en una Consejería sectorialitzada e híbrida con Agricultura y Alimentación. Y no es que los temas asociados no sean relevantes para hacer frente a la emergencia climática y la gestión ambiental. Pero queremos poner de manifiesto que esta no es una respuesta adecuada a los retos actuales, ni a las demandas de la inmensa mayoría de organizaciones, entidades ambientales y plataformas en defensa del territorio del nuestro país. Y, por eso pedimos su replanteo inmediato.

Por coherencia con todo lo que se expone en la «declaración de emergencia climática y ambiental «realizada por el gobierno catalán en mayo de 2019, y para que todos los acontecimientos, políticos, sociales, ambientales y todas las evidencias científicas añadidas desde entonces no hacen sino aumentar y profundizar los retos a los que hay que hacer frente, la Red por la Justicia Climática entiende que en estos momentos lo que hay es una Vicepresidencia para la Transición Ecosocial, con capacidad de priorizar y transversalizar en toda la acción de gobierno lo que debería ser la principal meta de las próximas legislaturas.

La administración más importante de Cataluña y, por tanto, el propio país, ya no puede seguir prescindiendo de una estructura con capacidad política y presupuestaria, dotada con los instrumentos necesarios para abordar la intensidad, la complejidad y la multidisciplinariedad de las acciones que se necesitan. Necesitamos poner en juego todos los recursos económicos y humanos necesarios para encarar retos como de la conservación de los espacios naturales, agrícolas y la biodiversidad, la gestión del derecho al agua, la política de residuos, un acuerdo inclusivo sobre la transición energética -que actualmente suscita un debate profundo de cómo implementarla-, la salud ambiental, la fiscalidad, el fortalecimiento de la educación socioambiental, la transición verde de la industria, la adecuación y transición de sectores importantes de nuestra economía, la conservación del litoral, la soberanía alimentaria, entre tantos otros aspectos vitales.

Todas estas estrategias son multidimensionales y no pueden seguir diluidas como en los últimos años en departamentos, que precisamente en ambos casos no han destacado por su sensibilidad en entender y priorizar las políticas socioambientales, cediendo muy a menudo a diferentes intereses que se les han presentado, desde presiones del lobby energético, el turístico, el forestal o el urbanístico, en casos como la especulación en la Costa Brava, el BCN World, los JJOO de Invierno, la presión en el Delta del Llobregat y la ampliación del aeropuerto, etc.

Según la comunidad científica y las NNUU tenemos una década para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, a una media superior al 7,6% anual, para impedir una subida de temperatura superior a 1,5º. Hemos perdido 4 años en una Ley del Clima durmiente y que ha quedado obsoleta. Hace tiempo que vamos tarde. En este momento no avanzar, o avanzar tímidamente, equivaldría a retroceder. Si no hay una rectificación de la falta de ambición política al respecto que muestra el anuncio de la nueva estructura institucional de la Generalitat, esta sería una nueva legislatura perdida, que en ningún caso nos podemos permitir. Así pues pedimos a los tres partidos que participan del nuevo acuerdo de Gobierno, que intervengan para poner la transición ecosocial el centro de la política con los instrumentos que requiere.

Reclamamos una Vicepresidencia de Transición Ecosocial con capacidad para transversalizar y coordinar la acción de todos los departamentos en una estrategia común, para lograr una transición ecológica con justicia social y abordar el decrecimiento de forma planificada, en un esfuerzo que piense en el bien común, mucho más allá de las próximas elecciones. Se acaba el tiempo y es hora de actuar como es necesario y conocido.

Xarxa de Justícia Climàtica

26 de mayo de 2021

Share: