Categorías
Blog

Contra-campaña para el Black Friday

Extinction Rebellion Barcelona denuncia el impacto medioambiental y social de la campaña de Black Friday para denunciar el día del año en que se hace un consumo más elevado.

Extinction Rebellion Barcelona lleva a cabo hoy dos acciones con el objetivo de generar un espacio de reflexión y diálogo en la ciudad, y poner su grano de arena para fomentar el pensamiento crítico en clave de emergencia climática y justicia social. ¿Qué impacto tiene la campaña de Black Friday? Vale la pena aprovechar los descuentos de las empresas que más contribuyen a la contaminación y la explotación en el planeta? ¿Qué es realmente prioritario? ¿Cuáles podrían ser las alternativas? ¿Cómo nos benefician?

Extinction Rebellion y Fridays For Future hemos decidido coordinarnos a la hora de hacer acciones, abordando dos de las industrias más contaminantes y a la vez más protagonistas del Black Friday: Fridays For Future llevará a cabo una acción en Pl. Cataluña para denunciar el impacto de la moda rápida, mientras que Extinction Rebellion se centrará en la producción y venta de aparatos electrónicos y la obsolescencia programada.

Las acciones planeadas por Extinction son la colgada de mensajes de reflexión para toda la ciudad, y una performance por tarde en la vía pública en una zona comercial. Esta noche, pues, algunas rebeldes han trabajado para que Barcelona se despierte hoy con más de 70 marquesinas cambiadas con un mensaje de Extinction Rebellion: «Estamos consumiendo el planeta; no compres nada por Black Friday y ahorrarás miseria, contaminación y el 100% de tu dinero «.
La contra-campaña también pretende tener un impacto en las redes sociales, invitando a la ciudadanía a subir fotografías de las marquesinas retocadas con los hashtags #fuckblackfriday #blackfriday #buynothingday #hoynocompres #boicotamazon #boycottblackfriday.

Por la tarde, otro grupo de rebeldes, llevará a cabo una acción performativa en clave de humor, en aras de sensibilizar a los consumidores sobre el efecto de su consumo, y en especial sobre el consumo de aparatos electrónicos.

Cartel: "estamos consumiendo el planeta" en una parada de autobús

Black Friday es una estrategia de marketing que incita a un consumo y producción masivos innecesarios. Las ventas online suponen la multiplicación de vehículos de transporte, y un uso excesivo de los materiales de embalaje. Los productos electrónicos, en concreto tienen un fuerte impacto social y medioambiental. Están hechos de materias primas escasas, que se extraen bajo condiciones infrahumanas, explotando adultos y niños en otros países. Además, estos aparatos están condicionados por la obsolescencia programada que fuerza su constante renovación. La compra masiva de aparatos electrónicos para Black Friday fomenta la acumulación de residuos electrónicos, los cuales aumentan un 20% cada año en el mundo, generando 50 millones de toneladas de residuos al año. Sólo el 20% de los productos electrónicos se recicla en el mundo, mientras que los vertederos desprenden productos tóxicos como plomo y mercurio en el aire, el agua y la tierra.

Por todas estas razones, Extinction Rebellion dice no al consumo innecesario, la obsolescencia programada, la explotación de las personas y los recursos naturales, y la contaminación brutal del único planeta que tenemos.

Es ahora o nunca.

Rebelión o Extinción

Cartel: "estem consumint el planeta" en una parada de autobús
Share: