Valoración Reunión con Ada Colau

Los Movimientos por el Clima piden al gobierno de Barcelona políticas para hacer frente a la emergencia climática con la urgencia y escala requeridas

Climacció, Families For Future Barcelona, Fridays For Future Barcelona, Moviment per la Justícia Climàtica y Rebel·lió o Extinció Barcelona participarán hoy en la primera sesión de la Mesa por la Emergencia Climática en Barcelona convocada por el Ayuntamiento para pedir que sea el gobierno el que, en el plazo de dos meses, presente las principales medidas para hacer frente a la emergencia climática en el mandato 2019-2023, con la urgencia y escala requeridas, presentando el cálculo de reducción de emisiones que logrará cada medida. Aun así, piden la formación de un comité de emergencia para su implementación que dependa directamente de la alcaldía.

Consideran que la declaración del estado de emergencia climática comporta prioridad y decisión sobre las políticas concretas de gobierno que no se pueden delegar en un espacio de co-producción con actores diversos en cuatro sesiones, siguiendo el mismo esquema participativo estéril de otras mesas que suelen acabar escondiendo conflictos bajo falsos consensos. Valoran que la Mesa podría fortalecer este proceso como espacio de participación social para garantizar la transparencia y rendición de cuentas de la acción de gobierno, insisten, no para sustituirla. Por eso piden que se replantee de la siguiente manera:

  • Participación de agentes sociales y expertos científicos independientes que representen el interés general. Exclusión de lobbies empresariales que representan intereses privados y de la economía fósil, como es el caso de algunos miembros de Barcelona + Sostenible.
  • Que la función de la Mesa sea la de seguimiento de la aplicación de las medidas y sus resultados, así como de presentación de propuestas de posibles nuevas medidas o formas de aplicación.

El pasado viernes, con motivo de la huelga mundial por el clima, se reunieron con la alcaldesa para tener su respuesta sobre las demandas presentadas el pasado mes de julio y vieron buena disposición, pero sin la concreción suficiente. Los colectivos consideran que la base de partida planteada por el Ayuntamiento el pasado julio, el Plan Clima 2018-2030, el Plan de Movilidad Urbana de Barcelona y las 10 medidas a realizar en 6 meses tendrán escasa incidencia en la reducción de emisiones y denotan improvisación. El Plan Clima no incluye el objetivo de reducción del 40% de las emisiones de GEI en relación con los niveles de 1990 que establece el marco de actuación de la Unión Europea en materia de clima y energía hasta el 2030[1], un objetivo que por la mayor contribución de emisiones de GEH de Barcelona tendría que conseguir el 55% de reducción.

Las medidas presentadas son continuistas de planes anteriores sin resultados, igual que las que presenta el nuevo Plan de Movilidad de Barcelona 2019-2024. Por eso loscolectivos presentarán en este espacio las 7 demandas urgentes que reclamamos para hacer frente a la emergencia climática y ecológica en la ciudad como base de partida para hacer un giro a las políticas actuales y poder lograr posteriormente medidas más ambiciosas.

[1] Veure El Pla Clima de Barcelona 2018-2030 té com a objectiu reduir les emissions de GEH per càpita un 45% de reducció d'emissions de GEH l'any 2030 respecte al 2005, en lloc de l'any base 1990.